Momentos de coaching

Cuando un manager presta atención a las dinámicas de sus equipos surgen oportunidades de coaching continuamente. Veamos algunos ejemplos.

Momentos de coaching: Cuando se pide consejo o ayuda

En vez de limitarte a dar la solución, para un momento y realiza algunas preguntas. Ayuda a tu colaborador a llegar a su propia solución. Es bueno que sigas compartiendo tus conocimientos, pero lo es más que aproveches estas ocasiones para desarrollar a tus colaboradores.

Momentos de coaching: Cuando se cometen errores

Cuando ya se ha producido el error, invierte algo de tiempo en ayudar a tu colaborador a comprender lo que ha ocurrido y aprender a evitarlo en el futuro.

Momentos de coaching: Transición de carrera

Cuando cambiamos de puesto, empresa o nivel de responsabilidad, volvemos a iniciarnos en el reino de lo nuevo y desconocido. Se trata de momentos en los que el coaching puede marcar la diferencia para pasar con éxito esta transición. Es importante tener en cuenta que la mayoría de nosotros no solemos pedir ayuda en este tipo de situaciones por miedo a ser juzgados.

Momentos de coaching: Inicio de un nuevo proyecto

Cuando se inicia un nuevo proyecto hay una serie de errores predecibles que se pueden evitar dando o recibiendo el coaching de colaboradores más experimentados, ahorrándonos tiempo y aumentando en eficacia.

Momentos de coaching: Ante el cambio organizacional

El coaching como acelerador del cambio en la organización es una herramienta clave. Es una forma muy buena de acompasar los cambios tácticos e interpersonales para garantizar el éxito del cambio en la organización.