Diferentes tipos de gestión del cambio

Para empezar a hacerte una idea sobre los modelos de gestión del cambio, es importante diferenciar tres grandes bloques o categorías.

Gestión del cambio individual

El factor humano siempre está en la base de todo cambio. Podemos cambiar los sistemas y los procedimientos, pero si no tenemos en cuenta a las personas, no cambiaremos nada. Para hacer que las personas cambien debemos responder a las siguientes preguntas: ¿Qué necesitan oír para tener una actitud favorable al cambio? ¿Cómo y cuándo debemos suministrar formación para ayudar al equipo en la transición?
Las herramientas que debemos usar son de naturaleza psicológica. La neurociencia también nos aporta información útil cuando pretendemos que una persona cambie comportamientos.

Gestión del cambio organizativo

Aunque los miembros de tu equipo son el objetivo principal para conseguir el cambio, existen otros temas más amplios a nivel organizacional. Debemos identificar los grupos de personas que requieren cambiar y de qué modo deben hacerlo. Debemos hacer que todo el mundo sea consciente del cambio, gestionando dicho cambio mediante el coaching, la formación o cualquier otro medio a nuestra disposición.

Gestión del cambio empresarial

Más allá del cambio organizacional se encuentra el nivel empresarial. Tiene que ver con integrar la gestión del cambio a todos los niveles de la organización: funciones de puestos, estructura, procesos, proyectos, liderazgo, etc. Si enfocamos el cambio desde una perspectiva macro, tendremos más opciones de conseguir dichos cambios a un nivel micro.