Coaching online: 4 errores que debes evitar

Si tu objetivo es llegar a ganarte la vida como coach por Internet, lo primero que debes hacer es ser tan bueno como puedas como coach. Debes formarte y comprender que la formación es algo que deberá acompañarte a lo largo de toda tu carrera profesional. Deberás también ser capaz de reajustar junto con tu cliente el plan de acción cuando la línea que estéis siguiendo no de resultados.

Esto también implica aprender de los errores. Los errores son una parte vital del proceso de aprendizaje. Pero hay errores y errores, y cuando hablamos de coaching online hay cuatro errores que debes evitar porque podrían perjudicar el desarrollo de tu negocio incluso antes de empezar.

1. Hacerlo todo tú mismo:

La gente que pretende hacer todo termina haciendo muy poco. Es un principio básico de gestión del tiempo. Es un mal que aqueja a mucha agente: escritores, youtubers, desarrolladores web, ejecutivos… Muchas veces pretendemos hacer demasiadas cosas y terminamos viendo que la mayoría no salen. Debemos concentrarnos en hacer pocas y hacerlas bien.

2. Tener una web desfasada:

Es un error muy frecuente entre los coaches. Crean una web sin dominio propio, con apartados confusos y no actualizados, con imágenes de mala calidad e impersonales, con la información de contacto difícil de encontrar, etc. La mayoría crean las webs ellos mismos o recurriendo a sistemas automatizados que no resultan atrayentes a los posibles clientes.

Tu página web tiene que resultar sencilla, atrayente, con información atractiva y, sobretodo, de valor. Debe poseer landing pages a tus servicios y productos, debe estar integrada con tus redes sociales y cumplir con las normas SEO. Ten presente que si tu negocio de coaching online va a ser un proyecto con futuro, deberás invertir recursos en tu web. Está en juego tu imagen y tu mayor escaparate para atraer clientes.

3. Invertir demasiado dinero en certificaciones y formación:

Está claro que debes estar bien preparado para dar servicio a tus clientes de coaching. Pero no lo quieras saber absolutamente todo antes de empezar. Una inversión excesiva en preparación no te dará los frutos esperados. Fundamentalmente porque la teoría se asimila con la práctica. Es más inteligente planificar una inversión periódica en formación en vez de gastar demasiado dinero antes de tan siquiera empezar tu experiencia profesional.

Algunos coaches invierten tanto en su formación que no les queda dinero para invertir en otros aspectos igual de importantes de su negocio: web, material de oficina, herramientas de promoción, book fotográfico para la web, diseño de material audiovisual, etc.

4. No invertir en el arranque de su propio negocio:

Es el cuarto y principal error. El negocio del coaching no es magia, no se crea de la nada. Como cualquier otro negocio requiere de una inversión. Requerirás dinero para invertir y dinero para poder vivir mientras te dedicas a sacar tu negocio adelante. Si no tienes esto claro, habla con el propietario de cualquier negocio a pie de calle. Ya sabes lo que te van a decir, ¿verdad?

Sí puedes hacer gran parte de estas cosas que hemos mencionado, pero requerirá mucho más tiempo por tu parte y también necesitarás esa inversión de dinero para poder costearte el tiempo necesario.

Un buen ejercicio que te puede ayudar es calcular qué número de sesiones a la semana debes realizar para tener los ingresos que te has propuesto. Súmale luego el tiempo de preparación de esas sesiones. ¿Cuántas horas te salen a la semana? ¿Cuánto tiempo te queda libre para el resto de tareas?


Si quieres saber más, te recomiendo mi libro: Coaching online: cómo iniciar tu negocio de coaching en Internet. Jesús Rodríguez Ortega, 2018. Puedes adquirirlo en Amazon. A la derecha de este post tienes el link con el que además podrás leer una porción del libro antes de adquirirlo.