Aprender para recordar: la ecuación.

Nuestro cerebro está hecho para olvidar cosas. El mundo está lleno de distracciones y resulta difícil centrar la atención. De ahí la importancia de ciertos elementos a la hora de diseñar soluciones que ayuden a las personas a aprender primero para luego ser capaces de recordar y aplicar lo aprendido.

La infografía de esta semana identifica y explica esta ecuación sobre aprender y recordar. Ten en cuenta esta lógica cuando desarrolles tus soluciones de aprendizaje.

Los primeros cuatro factores tienen que ver con el proceso de aprendizaje. Los otros tres tienen que ver con recordar lo que hemos aprendido.

Aprender para recordar: la ecuación

¿Quieres consultar todas nuestras infografías? Pulsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprender para recordar: la ecuación.

por Jesús Rodríguez